Capacitación de emprendedores: una nueva meta Alumni

Durante los 30 años de vida del IDE Business School hemos alcanzado varios hitos que han transformado nuestra gestión y han motivado a nuestros dirigentes, profesores y alumnos. Estos hitos nos mantienen vivos como institución y marcan la pauta para futuros cambios.

Desafíos para el desarrollo empresarial 2024: cómo afrontarlos

El año 2024 se presenta como un escenario lleno de desafíos y oportunidades para las empresas, tanto a nivel global como local. Los cambios acelerados que se han producido en los últimos años, impulsados por la pandemia, la transformación digital, la emergencia climática y la geopolítica, han obligado a los líderes empresariales a adaptarse y reinventarse constantemente.

Ecuador en crisis. ¿Cuándo alcanzaremos la estabilidad?

Qué nos espera en el Ecuador? Es la pregunta que todos nos hacemos, con algo de preocupación, mucha incertidumbre y un dejo de esperanza. Algunas posibles respuestas surgieron durante la charla “Ecuador en tiempos de crisis” de Juan Pablo Jaramillo, como

Aceptar el cambio: la estrategia empresarial más inteligente

A menudo nos resistimos al cambio. Sin embargo, en el entorno empresarial, dejarnos llevar por él podría ser, precisamente, lo que nos genere mayor estabilidad y sostenibilidad. Te contamos por qué. Inestabilidad: lastimosamente, se ha vuelto una palabra que define a nuestro país en todos los frentes; y ni hablar del sector empresarial.

Propósito de empresa: cómo pasar del mito a la realidad

En el IDE, le dedicamos mucho tiempo al análisis de las tendencias de gestión empresarial, qué funciona, qué no y que puede mejorarse. Últimamente, se ha vuelto evidente que muchas empresas tienen dificultades para ejecutar su propósito de empresa. Muchas no comprenden, siquiera, cuál es su utilidad. ¿Es un escrito inspiracional? ¿Un conjunto de normas? ¿Por qué lo necesito?

Humanidad en desequilibrio

LA ÚNICA FORMA DE ADAPTARSE ES ACELERAR A LA MISMA VELOCIDAD QUE EL “TORBELLINO”; CUANDO SE QUIERE MANTENER LA ESTABILIDAD DE UN BOTE SOBRE AGUAS TURBULENTAS, SE DEBE REMAR MÁS RÁPIDO QUE LA CORRIENTE.